lunes, 2 de febrero de 2009

Meditando, Fantaseando e inventando me salio esta historia =D


Un día lluvioso caminaba por una de las aceras del centro de la ciudad.. Pensando... sentía una gran felicidad y una paz en mi interior, sin saber su origen... ni la razón, dejé de prestarle atención, seguí mi camino hacia el terminal, para dirigirme a casa, donde me esperaban ansiosas mis mascotas. Continuaba sumida en mis fantasías, pensaba... ¿Que haré cuando llegue? 'Tal vez me tome un té caliente, y me siente a ver películas románticas en el sofá, acompañaba solamente de mis amigos peludos de cuatro patas'. Al notar el bullicio de los vendedores de la calle y el olor a humo, volví al mundo real, me encontraba, por fin, en el terminal. Me dirigí hacia la buseta que iba a mi ciudad. Una vez dentro, me dispuse a seguir soñando despierta... Pensando... preguntándome... ¿Cuando llegará?, ¿Llegará como lo espero?. Quisiera saber, si algún día, me acompañará alguien mas que mis perros... De pronto esa felicidad y esa paz se transformaron en preocupación, me preocupaba pasar mi vida sola... Mientras soñaba no me había dado cuenta de que mi celular sonaba, cuando me fijé ya era muy tarde... El aviso en la pantalla del móvil me informaba que la llamada perdida, era de un amigo de otra región del país. Intrigada por el motivo de la llamada me propuse llamarlo en cuanto llegará a casa, menos mal ya estaba cerca. Tan pronto me bajé del autobús me dirigí al metro, que me dejaba cerquita. Al encontrarme frente a la puerta de mi casa muy a prisa saqué las llaves y las introduje en el cerrojo, escuchando al instante los ladridos de los perros. Cuando entré, antes de saludarlos, tomé el teléfono y marqué el número de mi amigo. En lo que me atendió se alegro mucho de oírme, el era un amigo de mis días de secundaria, al que le tenia mucha confianza y afecto, se había ido a otra ciudad a estudiar la carrera que deseaba. Tenía alrededor de un año sin verlo, por lo que me llenó de felicidad escuchar que tenia vacaciones y se regresaba por unas semanas, pero no tenía donde quedarse, Y me preguntó si tenia un espacio en mi casa. Yo sin dudarlo ni un momento, le dije que si, que encantada lo haría. Unos minutos después de llegar a un acuerdo, nos despedimos, y enseguida fui a arreglar el cuarto de huéspedes. Habían pasado 3 días, me encontraba de nuevo en el terminal, esperando a mi amigo. Después de 20 minutos, vi un autobús estacionándose... en seguida, mi amigo salió corriendo hacia donde estaba yo y me abrazo cariñosamente. Yo estaba en Shock, tantos recuerdos que pasaron por mi mente como un flash, tan solo en una milésima de segundo. He de confesar que siempre fue mi amor platónico... lo admiraba y sentía un profundo amor por él, pero sólo lo veía como un hermano, el siempre me había apoyado en todo lo que me proponía... y me hacia sentir especial, No niego que aún me atrae...


Jeje!!! pues esta es una pequeña muestra de lo inspirada que me ponen estos días lluvioso -w- xDDU a lo mejor hasta le pongo continuación :D

2 comentarios:

Martin dijo...

Muy buena historia, algo romántica. Y es pura invención. Vaya , tienes buena imaginación!

Zukah dijo...

Pues Gracias! me alegra que te haya gustado!
pronto haré otra... talvez un dia que llueva -w-