miércoles, 1 de junio de 2011

aquí, allá.

Hay una característica de mi personalidad, que no se si clasificar como una virtud, o un defecto.
Yo soy una persona muy alegre, soy realmente feliz, con esto no quiero decir que tengo la mejor vida, tampoco que tengo la peor, solamente, soy feliz, sonrío mucho, la alegría me irradia por los poros, con esto tampoco quiero decir que nunca sea odiosa, sarcástica, que no ande con cara de $%/#& ni que no le salga con patadas a la gente, o no me deprima, etc, etc, etc... En fin, la cosa es que, es raro cuando paso mas de un día, o mejor dicho unas pocas horas -porque nunca es un día entero- molesta, o triste. Si hay algo que en determinado momento me molesta/entristece, al final del día, o al día siguiente, ya se me habrá pasado. Aunque si aun en el fondo me sigue molestando es muuuuy raro, cuando, de un día para otro, siga demostrándolo. Normalmente ese tipos de sentimientos se me olvidan cuando salgo de mi casa. No es que mi casa me moleste, no siempre(?). es que, no sé... y ya se me fue la inspiración de escribir. Entrada equis, con cosas equis que nadie lee, blah blah, así que no la leeré de nuevo.. solo seguiré escribiendo y escribiendo laralalala...

PD: me duele la cabeza....

No hay comentarios: